/* ]]> */

¿Qué son las regresiones terapéuticas a vidas pasadas y cómo pueden ayudarte?

Las terapias regresivas son formas de acceder al conocimiento subconsciente de un momento de nuestras vidas almacenado en nuestro inconsciente y del cual seguramente no tenemos conciencia ni recuerdos o de vidas pasadas.

Las terapias regresivas son formas de acceder al conocimiento subconsciente de un momento de nuestras vidas almacenado en nuestro inconsciente y del cual seguramente no tenemos conciencia ni recuerdos o de vidas pasadas.

Halla la respuestas y la sanación que buscas

Cuando se realiza una terapia, el individuo es llevado a un estado modificado de consciencia desde el cual puede conectarse con su pasado.

La persona se encuentra en estado Alfa, un estado modificado de consciencia, que se produce como consecuencia de la relajación y dentro de su mente puede ver imágenes como si estuviera soñando o imaginar cosas tal como lo hace todos los días.
Este estado no inhibe en absoluto la voluntad de las personas, estas son totalmente conscientes de lo que pasa en cada momento.

El terapeuta guía a la persona a través de sus recuerdos para que el sujeto sea quien halle las respuestas y la sanación que busca.
De esta forma, buceando en el inconsciente, se puede llegar a descubrir los episodios traumáticos no resueltos, que producen tensiones físicas y patologías de vida en vida.

Es importante entender que es el cliente el que, activando su parte consciente, accede a aquello que necesita, en las regresiones terapéuticas no se fuerza un recuerdo concreto y significativo, sino que se accede al origen de la información que la persona necesita conocer.

 

Regresión vidas pasadas

La terapia de regresión es, en realidad, una terapia que involucra el cuerpo físico denso, el cuerpo astral o cuerpo emocional, el cuerpo mental, y también el cuerpo espiritual; por lo que es una forma holística de auto curación. 

Con la terapia de regresión partimos del aquí y ahora en busca de los recuerdos bloqueados que nos pueden ayudar a encontrar la respuesta y solución de los problemas presentes.

También es importante entender que, ya que no estamos habituados a este estado de relajación, en ocasiones la persona tiene resistencias mentales para acceder a los recuerdos de su inconsciente y es preciso hacer más de una sesión para comenzar a acceder a dicha información relevante.

¿Cómo te ayudan las regresiones terapeúticas?

La reiteración de las regresiones, suele traer más seguridad y aumenta la capacidad de relacionar lo experimentado con lo que se vive hoy en día, con lo cual disminuyen los miedos y las obsesiones. 

La terapia de regresión, al ampliar nuestra capacidad de comprender el presente en base a los sucesos del pasado, baja el nivel de culpa y ansiedad.

Podemos trabajar con las situaciones de emergencia espiritual, es decir en aquellas situaciones en las cuales una persona comienza a sentirse disconforme con la vida que lleva. 
En ese caso se produce una situación de desequilibrio espiritual.

Cada una de nuestras vidas es como una estancia en una escuela.
Tenemos la oportunidad de aprender y progresar, o donde debemos retornar si no aprendemos la lección.

Cuando existen ciertas situaciones que no somos capaces de sobrellevar, las mismas se presentan una y otra vez, hasta que podamos dar por aprendida la lección correspondiente.

Y por esto, ya que mucho de lo que vivimos hoy es la repetición de situaciones ya vividas en encarnaciones anteriores, si conocemos dicha información, tenemos más posibilidades de resolver el tema o conflicto en esta vida.

Muchos de los conflictos vividos en vidas previas, se manifiestan nuevamente en el presente como fobias y miedos de todo tipo, enfermedades, adicciones, depresiones, ansiedad, desórdenes alimenticios, problemas para conseguir pareja, y todo tipo de conflictos emocionales y familiares.
En el momento en que aparece dicha pregunta, es cuando surge nuestra posibilidad de aprendizaje y crecimiento espiritual.

Dependiendo de lo que se revive, se pueden sentir emociones, aunque no se sufre, o por lo menos no más de lo que se sufre cuando vamos al cine a ver un drama, ya que la persona es consciente de que lo que está reviviendo en realidad, no lo está viviendo él ahora. Sabe que está relacionado con su historia y ahora lo vive como un espectador. Por otra, parte las emociones que las regresiones generan son siempre sanadoras.

Esta sesión tiene una duración de aproximadamente 60 minutos.

5 claves para vivir en plenitud

Descárgate gratis mi guía:
“Las 5 claves para vivir en Plenitud”